Mentiras y verdades acerca de los tatuajes

Los tatuajes son una práctica muy antigua que comenzó desde los tiempos prehistóricos. Posteriormente se vio que sacerdotisas del antiguo Egipto realizaban tatuajes en sus vientres como símbolo de fertilidad, fortaleza y valentía. Actualmente son muchas las personas que se hacen estas intervenciones por moda, estética o porque quieren inmortalizar algún símbolo importante en sus cuerpos para siempre. Sin embargo, te diremos a continuación algunas mentiras y verdades acerca de los tatuajes.

Mentiras y verdades acerca de los tatuajes: toma la decisión correcta

Los tatuajes se los realizan personas de estratos sociales bajos, con tendencia a conductas criminales. Esto es completamente falso. Si bien es cierto que en las cárceles casi todos los criminales tienen tatuados sus brazos y hombros, el origen del tatuaje remonta a algo místico. Actualmente todos tienen tatuajes de diversos significados; desde el rostro de sus madres hasta objetos apreciados. Sin embargo, cabe destacar que algunas personas se realizan tatuajes para parecer más rebeldes o más sensuales.

Captura de pantalla 2017-03-31 a las 18.36.16

Cuando seas una persona mayor te arrepentirás de los tatuajes de tu juventud. Esto no es del todo cierto. Lo que sí es importante es estar consciente acerca del diseño que realizarás. Algo que se sugiere es no hacerse tatuajes de cosas temporales, por ejemplo nombres de parejas, oficios de los cuales no estés seguro que harás para toda tu vida, ideologías políticas o personajes famosos. Por muy apasionado que estés en ese momento, la vida siempre da sus vueltas.

Si te tatúas no podrás donar sangre más nunca. Esta es otro de los argumentos que pertenecen a esta lista de mentiras y verdades acerca de los tatuajes. Lo importante es que el tatuaje lo hayas realizado hace más de un año. En algunos países solo se necesitan seis meses. A nivel de salud esto tiene una explicación que va más allá del hecho de que los tatuados no sean personas sanas. Simplemente, el cuerpo se encuentra en recuperación y necesita estar con las defensas completamente altas para poder donar.

Al tatuarte no podrás conseguir trabajo o se te dificultará. Esto es completamente incierto. Lo que sí hay que tomar en cuenta es que si vas a desenvolverte en un ambiente corporativo, sería bueno no tatuarse ni la cara ni las manos. El resto de partes pueden taparse con camisas y pantalones, por lo cual las personas de la junta no se darán cuenta de que estás tatuado. Del mismo modo, cada vez son mayores las campañas que promueven que un trabajador no vale por la cantidad de tatuajes que tenga o no tenga.

Tatuarse en el embarazo es negativo para tu salud. En este caso sí es cierto. Al estar embarazada debes evitar por todos los medios prácticas invasivas, bien sea fumar, comer grasas excesivas, estresarte y por consiguiente realizar heridas en tu cuerpo. Como el organismo está  con las defensas bajas, podrías tener reacciones adversas a las tintas o posibles infecciones.

Es una pena que una embarazada no pueda hacerse un precioso tatuaje de un corazón.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *