Los mayores y las clases de baile

Las clases de baile son una de las actividades más frecuentes entre los más mayores. son una de las actividades que eligen la mayoría de nuestros ancianos, una vez que pasan la frontera de la jubilación. Una escuela que aconsejamos es baileypilatesmadrid.com.

Y es que las clases de baile Madrid, además de ser divertidas, son una actividad social, son una práctica que muchos médicos recomiendan ya que tiene numerosísimos beneficios para nuestra salud, y para la tercera edad muchísimos más.

 

¿A qué nos referimos con bailes de salón?

Son aquellos bailes que se realizan en pareja, en los cuales se tienen que coordinar entre ambos siguiendo una coreografía o improvisando al ritmo de la música.

Y es que el baile empezó siendo un entretenimiento pero ahora se practica como deporte, en el cual y como tal existen equipos que compiten, premios y congresos. Aparte de considerarse como una forma de expresión a través del movimiento de nuestro cuerpo, es un entretenimiento lúdico que nos hace conseguir mantener una forma física envidiable.

Está recomendado por la OMS como una alternativa al senderismo, como una solución a la obesidad o para prevenir la hipercolesterolemia. Además al producir hormonas como la serotonina o la oxitocina reduce el estrés y combate la depresión.

 

¿Cuantos tipos de baile de salón existen?

Muchos de los bailes de salón provienen de países latinoamericanos. Cuba es la cuna del chachachá, la rumba o el bolero. El tango es el baile estrella de Argentina, Brasil con su samba o la bachata dominicana.

El rock and roll o el swing fueron aportación del gigante de Estados Unidos. Y en nuestro país nació el pasodoble, el cual sigue siendo popular entre las clases de baile que suelen preferir nuestros mayores.

La salsa, la bachata o la kizomba son las incorporaciones más recientes a las listas de los bailes más demandados.

 

Optaremos por escoger las clases de baile para nuestros mayores que mejor se adapten a ellos. Por lo cual un baile que exija pasos muy  rápidos, piruetas o figuras muy complicadas, quizás no sea la mejor opción.

Como hemos apuntado antes, estas clases no son sólo un entretenimiento sino que son una forma de vida saludable. Aparte de mantener en forma a nuestros mayores, les aportan una actividad que hacer durante todo el tiempo libre después de la jubilación del que disponen.

Además de conseguir ser una actividad muy social, puesto que la mayoría de las clases son grupales. Incluso si estáis buscando una forma para pasar más tiempo con ellos podríais ser su pareja en los bailes de salón.