Plantaciones de hierbas.

Desde comienzos de las civilizaciones, los seres humanos han usado los recursos naturales para proporcionar sustento, de igual forma, las plantas nos han ayudado en diversas tareas de nuestro día a día, plantadas y cultivadas de diferentes maneras.

En el caso de plantas que pueden resultar alucinógenas al ser consumidas, se tiene que tomar en cuenta el uso indicado y responsable más no indiscriminado de las mismas, ya que así como pueden tener un uso beneficioso pueden resultar perjudiciales para la salud de quien las consuma.

Conocimiento y uso responsable.

El hecho de cultivar este tipo de plantas implica que se tenga un conocimiento de la misma, se sepa cuál es su composición química y los riesgos fundamentales que se tienen si se usa de la manera incorrecta.

Es conocida como marihuana o Cannabis, posee un elemento químico potencial, la molécula de THC o tetrahidrocannabinol (como su nombre científico lo indica), la cual es el compuesto psicotrópico, presente en muchas de sus variedad,  aunque otras tienen un nivel más bajo de THC.

Incluye otro componente químico llamado CBD cannabidioles (como su nombre científico lo indica) el cual no produce efectos psicoactivos. Por lo que la ciencia moderna se ha encargado de estudiar a nivel molecular.

Presenta una regulación legal diferente en cada país, las semillas de marihuana pueden ser adquiridas en diferentes sitios, tanto en tiendas físicas como en internet.

En la actualidad es usado de forma medicinal, como parte en los tratamientos de enfermedades como el cáncer, así como también el Parkinson, esquizofrenia, diabetes, entre otras. Hay casos de pacientes que no presentan efectos secundarios en sus enfermedades por el uso de dicha planta.

En tan sentido, existen muchos tipos de plantas de cannabis, el objetivo principal de su uso a nivel medicinal es por los efectos analgésicos que posee, aunque no todas funcionan de igual forma.

Las semillas de marihuana varían de acuerdo a la manipulación genética, por el ambiente donde se puedan cultivar, así como también por tamaño. De igual forma, las personas las adquieren con diferentes finalidades.

Los humanos al ser seres racionales tenemos la capacidad de elegir lo que queremos consumir y lo que no, de acuerdo con la finalidad que se haga.

Bien sea por placer o medicinal, se debe tener en cuenta que así como puede usarse ocasionalmente por temas de salud o medicinales, hay quienes se vuelven adictos abusando del consumo y perjudicando gradualmente su organismo.