La calidad y la gestión de la empresa

La gestión dentro del mundo de la empresa, es una herramienta que resulta fundamental para el crecimiento económico de la misma ya que no sólo las propias organizaciones se encargan de implementar sistemas de gestión para su propio manejo, sino también para los sectores de actividad o de su país.

La gestión de la calidad ayuda a reducir los costos dentro de los procesos de la empresa, con lo cual, uno de los objetivos primarios es llevar acabo aquellos procesos que estén bien planificados, es decir, aquellos que se sepa qué se va hacer en las distintas situaciones del funcionamiento de dichos procesos y, por otro lado, cómo se puede responder ante la desviación de alguno de estos procesos.

Con el objetivo de mejorar la gestión dentro de las organizaciones, referidos a la calidad de lo que se fabrica o los servicios que se prestan, existen normas que establecen requisitos para crear e implantar sistemas de gestión de calidad tal como la ISO 9001. Si quieres conocer más sobre normativas puede visitar un sitio donde encontrarás las normas icontec 2017 e información útil acerca de una de las normas más utilizadas en Colombia.

Este tipo de sistemas aportan muchísimo a lo que es el orden de la organización y tienen ventajas que son claras, dentro de las cuales podemos encontrar la disminución de los costes qué tiene que ver con procesos y productos, aunque también existe una mejora de la imagen externa de la empresa lo que implica una mayor presencia en todo el mercado mejores clientes y también una mejora en la satisfacción de los clientes actuales.

Actualmente, debido a los momentos de dificultades de dinero o económicas por la que está pasando el mundo, muchas organizaciones tienden a eliminar los distintos sistemas de gestión que tienen por la necesidad de disminuir los gastos con el objetivo de poder mantener sus negocios activos. Esto implica necesariamente una disminución en la calidad del producto final o el servicio que se presta, porque básicamente lo que hacemos cuando estamos deshaciéndonos de un proceso de sistema de calidad es eliminar toda la parte de lo que tiene que ver con planificación.

Como te podrás imaginar, la planificación implica la creación de procesos y la mejora continua los mismos. Con lo cual, a medida que pasa el tiempo, vamos obteniendo productos y servicios de más calidad, así como también mejoras en la calidad percibida por parte del cliente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *