OPORTUNIDADES IRREPETIBLES

Las circunstancias y la casualidad de la vida nos pueden colocar en distintas tesituras en las que precisamos de una determinada suma de dinero, muchas veces para ganar más dinero y muchas otras para paliar una pérdida de dinero.

Uno de los casos más habituales es la herencia de una casa o la compra de una casa antigua, seguramente necesitará una reforma, un acondicionamiento o, por lo menos, un lavado de cara. La reforma de una casa es algo que puede costar mucho dinero, un dinero que en muchas ocasiones no tenemos. Reformar una casa puede aumentar su valor de cara a una venta o un alquiler de la misma por lo que si necesitamos saca r al mercado esa vivienda precisamos de dinero rápido para recuperarlo seguidamente tras la venta o el alquiler de la misma.

Otro caso es, por ejemplo, un viaje que siempre has querido hacer y que, por falta de tiempo o dinero, no puedes permitirte. Un día ves una promoción en la agencia de viajes con el viaje de tus sueños y por un precio muy reducido. Necesitas ese dinero en ese momento para hacer la reserva del viaje, ya que es una oportunidad que no se va a repetir, pero es una cantidad importante y, por lo que sea, en ese momento no dispones de ella.

17-2

Hay muchos otros casos similares como una boda, pagar la universidad de nuestros hijos, etc en los que necesitamos hacer uso de los préstamos sin intereses para poder salir de una situación en la que necesitamos efectivo inmediato pero no disponemos de el.

Dependiendo de la oportunidad y el gasto que se presenta hay que valorar el tipo de préstamos que necesitamos. Si la cantidad de dinero que precisamos es inferior a 1000 euros es posible solicitar un crédito rápido en el que, con simplemente solicitarlo a través de un formulario web podremos saber si disponemos del dinero en cuestión de minutos.

Si la cantidad de dinero que necesitamos es superior a 1000 euros lo ideal sería solicitar un préstamo personal. La petición de un préstamo personal, al ser una cantidad de dinero superior, puede tardar un cierto tiempo en estudiarse y aprobarse y, posiblemente, te solicitarán tu nómina o algún aval en el caso de no disponer de nómina.

Si necesitas dinero y apareces en la lista de asnef o alguna similar debes saber que hay muchas compañías crediticias que dan minicréditos con asnef y sin nomina.

SI TU NOMBRE APARECE EN LA LISTA ASNEF NO HAY PROBLEMA.

Que tu nombre aparezca en la lista ASNEF puede ser a la larga un problema. Tu nombre puede aparecer en esta lista y, sin embargo, no tener ni idea de ello.

La lista asnef es una base de datos compuesta y actualizada por varias empresas que son socias entre las que se encuentran sobre todo compañías financieras y de crédito, operadoras de telefonía y operadoras de gas. En el caso de que un cliente deba una cantidad de dinero a alguna de las entidades que componen ASNEF será apuntado en esta lista por lo que si este cliente solicita algún presupuesto, crédito, o simplemente contratar los servicios de alguna de estas empresas puede encontrarse con algún problema, ya que las operaciones con este cliente se convierten en operaciones de alto riesgo. Bien es cierto que no es lo mismo deber una cantidad de dinero a un banco y a una operadora de telefonía, teniendo en cuenta que estas últimas utilizan todo tipo de trucos y artimañas para de alguna manera confundir al cliente, las empresas que conforman asnef son conscientes y si tu deuda es con una operadora de telefonía y no es muy alta es muy posible que miren hacia otro lado.

Aun así, en el caso de que aparezcas en la lista ASNEF y precises de dinero urgente para salir de un apuro económico puntual puedes recurrir a algunas compañías de crédito que si que están acostumbradas a trabajar en estas situaciones. Probablemente los requisitos para acceder al préstamo sean  algo más rigurosos que si no aparecieses en la lista ASNEF, la cantidad de dinero será de entre 300 y 800 euros, cantidad suficiente para salir de un apuro monetario y necesitarás una nómina o en el caso de no disponer de una se te solicitará un aval o avales que se hagan cargo de tu deuda en el caso de que tu no puedas pagarla.

Lo mejor es no tener que recurrir a la petición de dinero a una entidad de crédito, pero en el caso de tener que hacerlo hay que estar seguros de que se va a poder devolver ese dinero, con esa premisa cumplida podemos comprobar que hay muchas entidades dispuestas a hacernos un préstamo para salir del apuro a cambio de un escaso papeleo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *