LA LUMINOSIDAD EN LA FOTOGRAFÍA

La luminosidad en una cámara de fotografía no es otra cosa que la capacidad que cada objetivo tiene per se para que la luz pueda pasar por él. Esta característica es de vital importancia, por ejemplo, si queremos saber como realizar un autorretrato que no tenga el aspecto de los afamados selfies.

La letra f es la que define el grado de luminosidad presente, creado a partir de la división creada entre la imagen y el objetivo, dependiendo de la distancia que los aleje. Este aspecto también recibe el nombre de distancia focal y se mide según el diámetro de la abertura del objetivo. Se sigue una escala progresiva donde cada cambio o salto recibe el nombre de paso.

Esta letra f, lejos de ser una medida sin importancia, mide la distancia a la que se encuentra el centro óptico de la propia imagen que conforma. De esta manera, si el objetivo se encuentra enfocado, como suele decirse, ‘a finito’, la distancia se transforma en la distancia focal. Si se enfocan otras distancias, la luminosidad que se plasma variará y, en muchos casos, también se reducirá. A más distancia mayor posibilidad de producirse un desenfoque.

LA NITIDEZ EN LA FOTOGRAFÍA

Otro de los aspectos que se ve totalmente afectado por estas cuestiones relacionadas con el diafragma es la nitidez de la fotografía. En este sentido, el grado de difracción es vital para conocer la calidad que la instantánea tendrá (o no) en el acto. Las aberturas pequeñas, por ejemplo, harán que los niveles de nitidez se disminuyan, afectando por tanto de manera muy negativa a la imagen.

Si, por el contrario, se utilizan aberturas más grandes, la nitidez será mucho más elevada. Sin embargo, esta cuestión tiene, por decirlo de manera coloquial, trampa: la nitidez será mayor pero sólo se ceñirá a un área muy concreta, mucho más pequeña que todo el lienzo que forma parte de la fotografía. Todo ello depende, en su mayoría, de las limitaciones que el propio diseño del objetivo tenga. Estas limitaciones reciben el nombre de aberraciones.

La diferencia entre objetivos antiguos de cámaras vintage o, en su medida, auténticamente antiguos y las cámaras actuales es muy notoria ya que las cámaras fotográficas actuales contienen elementos muy diversos dentro de sus programas incluidos que consiguen realizar (casi) todo tipo de correcciones de estas aberraciones, sean estas de las más usuales o no.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *