¿TIENE SOLUCIÓN EL ASMA?

El asma es una afección crónica que afecta aproximadamente a una de cada 12 personas, y que se caracteriza por un estrechamiento e inflamación de las vías respiratorias, dando lugar a síntomas como tos, irritación, mucosidades, presión en el pecho, dificultades respiratorias y a consecuencias derivadas igualmente indeseables como cansancio, irritabilidad e insomnio. Con asma, el descenso en la calidad de vida está garantizado, y los casos más graves pueden incluso conducir a la muerte. Esta afección puede ser debida a factores genéticos, pero en muchas ocasiones está provocada por partículas alérgenas que el organismo no tolera. El asma no tiene cura, aunque sí tratamiento para aliviar los síntomas. Y, sobre todo, existe la posibilidad de limitar hasta casi eliminar por completo los elementos alérgenos que suelen desencadenar los ataques.

Si la calidad del aire que respiramos es importante para todos, lo es aún para los asmáticos. En caso de asma genética, los factores alérgenos la empeoran; si es alérgica, la desencadenan. En cualquiera de estos dos casos hay que tomar medidas para “limpiar del aire” en los espacios donde pasamos más tiempo, todo tipo de partículas irritantes. A este respecto se insiste, con razón, en la importancia de la medicación (siempre bajo prescripción médica), de la limpieza, y de medidas como por ejemplo, mantener alejados a los animales de compañía del dormitorio y las zonas de la casa que más frecuentamos, etc. Nada de todo esto es completamente inútil, pero sí se trata de soluciones temporales o parciales que no atajan la raíz del problema. La verdadera solución radica en los sistemas de purificación del aire que eliminan de forma eficiente los alérgenos (y otras partículas nocivas, como patógenos) y que transforman el aire viciado en aire limpio y en condiciones respirables óptimas. La mayoría de los afectados informan de un cambio radical en su calidad de vida tras la instalación de uno de estos sistemas en el hogar. Entre las diversas posibilidades, podemos destacar los purificadores que funcionan por oxidación foto-catalítica como la gama Biokker Home fabricada en España. Accesibles y más fáciles que instalar que una nevera o una secadora, pueden suponer una mejora dramática para la vida de las personas asmáticas.