Tipología de Paredes de ladrillo

Las paredes de ladrillo son las más ampliamente utilizadas en la construcción actual en nuestro país. En este sentido nos diferenciamos del modo de construir europeo, donde se emplean planchas prefabricadas y construcción modular, que hace las labores de división interna de una vivienda mucho más rápidas y limpias.

Además, el empleo de paredes de ladrillo para tabicar un edificio tiene otro riesgo, aunque solo estético: la arcilla de su estructura interna contiene sales que salen a la superficie en forma de manchas y eflorescencias.

FOTO-POST-11-300x220

Tipos de Ladrillos

Los ladrillos se han fabricado según las dimensiones estándar de 12 x 25 x 5 cm, aunque los hay de más tamaños y dimensiones, según el uso que les quiera dar. Porque no es lo mismo tabicar una pared entre dormitorios que entre medianeras de inmuebles distintos, que requieren unos ladrillos macizos especiales que impiden el paso de ruido.

Tal como puede observarse en aparejadorencoruna.com, los cerramientos de ladrillo empleados en fachadas suelen ejecutarse normalmente con una cámara de aire intermedia, siendo la pared exterior de ladrillo macizo colocado a medio pie; luego una cámara de aire con un material aislante como lana mineral, poliestireno o poliuretano, y finalmente una hoja interior de ladrillo hueco doble, que es la que nosotros, como habitantes del inmueble, tocamos desde dentro.

Si los ladrillos se emplean para paredes resistentes, de carga, suelen emplearse los ladrillos macizos, tomados con mortero de cemento. Aquí se debería ejecutar un zuncho de hormigón armado para que los pesos queden perfectamente distribuidos.

En las paredes medianeras, divisorias de dos inmuebles, el espesor del muro de ladrillo debe ser de 30 centímetros como mínimo, correspondiendo la mitad, 15 cm, a cada una de las propiedades colindantes.Los cerramientos ejecutados con ladrillo hueco doble corresponden a las fachadas hacia patios interiores u otros lugares protegidos en donde no se producen ruidos ni fuertes corrientes de aire. Las ventajas del ladrillo hueco son que al ser más ligeros, su coste es menor, y la mano de obra para colocarlo es más barata, al poderse ejecutar el tabique en menos horas.

Un tipo de ladrillo especial, ya de grandes dimensiones, es el denominado como tabicón. Este tipo de pared se emplea cuando queremos cerrar espacios internos de un mismo inmueble, pero que tienen gran longitud, como dependencias de establecimientos comerciales. También es el más empleado para separar estancias de viviendas, especialmente las zonas húmedas, como cocinas y baños, de las secas, como salones y dormitorios.

Bajo la cubierta nos encontramos otra distribución de ladrillos: los tabiques palomeros, que se caracterizan porque los mahones no están juntos, sino que se deja un espacio entre ellos para que la corriente de aire circule libremente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *