VENTAJAS DE COMPRAR UNA VIVIENDA

En España, la costumbre en lo que respecta a la vivienda lleva a la compra y la visita a la inmobiliaria Barcelona, porcentualmente hablando, buscando un nuevo hogar en el que echar raíces antes que una habitación o casa en la que vivir durante un espacio concreto de tiempo.

Las ventajas que tiene comprar una vivienda son múltiples. Para empezar, ofrece una seguridad y confianza tanto a quien adquiere la casa como a sus más allegados. Al contar con un proyecto de vida fijo, resulta más sencillo amoldarse al entorno (comercios, colegios, locales, oficinas, transporte, etc.) y crearse unas rutinas que aporten estabilidad emocional. Una estabilidad que se verá ampliada a los campos profesionales y personales. Es más, tras la jubilación seguirás manteniendo un hogar. Tu hogar.

Al ser de propiedad, además de tener activos y poder generar ciertos ingresos pasivos mensualmente (quizás la vivienda adquirida se utilice para un posterior alquiler), se convierte en un lugar propio: uno puede personalizar su casa sin tener que preguntar ni inventar excusas para el casero. Con ello uno consigue encontrarse en absoluta paz una vez que abre y entra en su vivienda.

76

VENTAJAS DE ALQUILAR UNA VIVIENDA

En otras ocasiones, por motivos económicos y situacionales (la presencia en Barcelona será circunstancial y sólo serán unos meses o un par de años de convivencia estrecha con la ciudad), por lo que supone un acierto decantarse por alquilar una vivienda.

Si uno es un alma libre que gusta de vivir experiencias diferentes a cada paso, alquilar una vivienda será su opción sin pensarlo. Para empezar, aunque no se trata de una casa con ruedas, sí ofrece una movibilidad que la compra deniega. Cambiar de aires no se convierte en una utopía y puede conseguirse cada vez que termine el contrato de arrendamiento.

Si surgen nuevas propuestas en el terreno profesional, al no tener cimentada una rutina de barrio ni hogar, uno se encontrará con menos trabas a la hora de aceptar o pasar ante posibilidades laborales que vayan surgiendo. En ocasiones esas ofertas no incluyen un desplazamiento geográfico, pero no son pocas las que se refieren a otras localidades o, incluso, otras provincias y comunidades autónomas.

Si uno se encuentra en un momento delicado respecto a su economía, fácilmente puede abaratar costes mediante el alquiler: muchos impuestos pasarán sólo por manos (y bolsillo) de tu casero, la opción de buscar alojamiento más barato siempre es posible y llevar a cabo un control de gastos resulta más sencillo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *