Historia de un matrimonio, una cinta espectacular producida por Netflix

Las cinta Historia de un matrimonio, retratada por las celebridades Scarlett Johansson y Adam Driver, ha sido toda una sorpresa de Netflix para su público fiel, ya que nos cuenta una historia bastante recurrente, como el divorcio, pero desde un punto de vista muy diferente.

El director, Noah Baumbach, admite que ha querido transformar la idea del divorcio mostrando a una pareja que, aunque fue feliz por muchos años, terminó transformándose y alejándose, pero que aun así sigue sintiendo amor dentro de lo que es su familia, sobre todo por su pequeño hijo.

Datos interesantes sobre Historia de un matrimonio

Una de las cosas más impresionantes de Historia de un matrimonio es que fue filmada en tan solo 50 días, usando lugares y elementos que son considerados como impersonales, pero que para el director fueron su manera de darle color a la cinta; ahora bien, entro otros datos interesantes, tenemos:

  • Tanto el director como el encargado de la fotografía, Robbie Ryan, se basaron en las cintas Kramer vs Kramer y Persona, de 1979 y 1966 respectivamente, para la grabación de la cinta.
  • Antes de escribir el guion el director ya tenía presentes a ambos artistas para los papeles principales, por lo que al escribirlo se mantuvo siempre en contacto con ellos para crear las escenas como las había planeado.
  • Al ser el director un hijo de padres divorciados y luego enfrentarse a su propio divorcio, la trama de la cinta es particularmente personal para él, por eso quiso explorar el tema de forma amplia y completa.
  • Durante la escritura del guion y la dirección de filmación, el director también se mantuvo en contacto con abogados de divorcio, de manera que pudiera llenar los vacíos legales y retratarlos como un aporte y no como villanos.
  • Al ser la cuarta película juntos entre Adam y el director, este último quiso darle por fin la oportunidad al actor de interpretar una canción de la que ya habían hablado anteriormente; se trata de Being Alive.

Se dice que la escena de Adam interpretando la canción es una de las escenas más importantes, tanto para la película como para los involucrados; de hecho, dicha escena fue grabada en una sola toma, sin necesitar ningún tipo de repetición o arreglo, logrando la intensidad requerida.

Sin duda alguna, Historia de un matrimonio nos enseña lo que se esconde detrás de un divorcio, donde dos personas que aun sienten amor, saben que ya no pueden estar juntos por su bien.