KERATINA

La keratina es una proteína fibrosa que genera el cuerpo de manera natural y que tiene una estructura muy fuerte, la keratina es la que le da forma a la uñas, garras, escamas, pelo, plumas, pezuñas y cuernos a los animales vertebrados bien sean aves, mamíferos y reptiles, por supuesto que esto incluye a los seres humanos.

El paso de los años y agentes externos tienden a degenerar de manera paulatina el cabello humano, como lo son la excesiva exposición al sol, la contaminación, productos químicos, y la aplicación de planchas y secadores para cabellos entre otros, traen como consecuencia el deterioro del mismo e inclusive su caída.

Ante lo anteriormente descrito existe lo que se conoce como tratamiento de keratina es un procedimiento que consiste en reparar el cabello y darle una apariencia brillante, sedosa y agradable, además de protegerlo de los elementos y agentes externos que pudieran dañarlo.

¿Que es el tratamiento con keratina?

Es importante señalar que aunque la keratina es producida de manera natural por el cuerpo, lo hace en pocas cantidades y si a esto le agregamos la acción de los agentes externos antes mencionados obviamente que esto traerá consecuencias perniciosas para nuestro cabello lo que inclusive se podría traducir en la perdida del mismo.

El tratamiento con keratina tiene como función de compensar esa poca cantidad de keratina producida por nuestros cuerpos, lo que busca es reparar y nutrir el cabello, desde la raíz hasta la punta, y no solo lo reparar y lo nutre sino que también lo protege por un periodo de 4 a 6 meses aproximadamente.

Ventajas y desventajas del tratamiento de keratina

Ventajas:

  • Recupera y nutre el cabello maltratado y reseco.
  • El cabello se hace más fuerte porque de lo contrario se vuelve quebradizo y termina por caerse.
  • Aumenta el brillo y la sedosidad, haciéndolo atractivo a la vista.
  • Lo protege del deterioro producido por los elementos.

Desventajas:

  • Los tratamientos con keratina hechos con formol pueden llegar a ser muy tóxicos.
  • Los precios de estos tratamientos pueden llegar a ser muy elevados.
  • Los tratamientos con keratina no funcionan igual para todos los tipos de cabello.
  • Se pueden llegar a producir reacciones alérgicas.

El tratamiento con keratina nos da una posibilidad real de salvar nuestro cabello de los elementos y el paso del tiempo, aunque es necesario ser cautelosos al respecto, analizar los pro y los contras y por supuesto que no estaría demás consultar a un especialista sobre el tema.