Violencia doméstica y violencia de género

abogados penalistas madrid

Desgraciadamente el término de violencia doméstica es muy común en los despachos de abogados penalistas Madrid. Aunque seguramente hayamos oído hablar más de la violencia de género, la cual azota nuestra sociedad, este tipo de violencia es un problema del día a día para muchas personas.

Cuando hablamos de forma coloquial normalmente se suele confundir el término de violencia doméstica con el de violencia de género ya que solamente escuchamos hablar de este en los medios de comunicación y asociamos la violencia de género al ámbito doméstico que comparten víctima y agresor.

Pero para poder abordar el significado jurídico de este tendremos  que saber que se trata de un criterio distinto al de violencia de género, por lo cual no podremos emplear  ambos conceptos de la misma forma.

¿Qué es la violencia doméstica  o intrafamiliar según la Ley Orgánica 1/2004 (artículo 173.2 del Código Penal)? Se trata de toda violencia que se produce entre descendientes, ascendientes, cónyuges o convivientes o menores sujetos a la patria potestad, tutela o acogimiento.

Siempre que NO se trate de hechos cometidos contra una mujer por su pareja o ex pareja (varón) bien sea dentro del matrimonio o dentro de cualquier relación análoga.

Este tipo de competencia pertenece a los Juzgados de Instrucción y el principal objetivo de los mejores abogados penalistas Madrid es defender la libertad, el honor y el patrimonio de los clientes.

 

¿Cuál es la definición de delito de malos tratos en el ámbito familiar?

Encontramos tal definición en dos artículos del Código Penal, el primero (153) hace referencia a todos aquellos sujetos que causan lesiones o daños psicológicos a otros usando cualquier medio para ello.

Castiga estas conductas con penas de 6 meses a un año de cárcel y unos 31 a unos 80 días de trabajos sociales. Además de impedir la posesión de armas del sujeto demandado  durante 1 a 3 años.

Si se trata de menores, y siempre que el juez estime oportuno, el  sujeto demandado no podrá ejercer la patria potestad, curatela, tutela, acogimiento o guarda de sus hijos o de otras personas que puedan quedar a su cargo en un periodo prorrogable  cinco años.

En el segundo artículo (173) se habla de todo aquel que ejerza violencia psíquica o física sobre los siguientes grupos:

  • Descendientes,  ascendientes y hermanos por naturaleza o adopción (ya sean propios o del cónyuge).
  • Menores o personas con discapacidad que vivan con la persona o estén sujetos a potestad o tutela.
  • Cualquier otra persona que se encuentre integrada en el núcleo  familiar.
  • Todas las personas que estando en especial vulnerabilidad estén en centros de acogida o custodia en centros tanto públicos como privados.

La pena oscilará entre la prisión de seis meses a tres años, la inhabilitación de la tutela,patria potestad, guarda o acogimiento de uno a cinco años. Las penas se agravarán si los delitos cometidos o algunos de esos  actos se producen en presencia de menores, usando armas o en el domicilio de la víctima (o el común si ambos  viven en el mismo).

Si creemos que hemos podido ser víctimas de tales delitos o si conocemos a alguien que pueda estar ante tal situación, delitos a la integridad, libertad y honor tanto físicos como psíquicos lo primero que tendremos que hacer es acudir a un despacho de abogados penalistas Madrid que sean especialistas en violencia doméstica.

Ya que serán ellos los encargados de aconsejarnos y orientarnos sobre las medidas preventivas que tendremos que tomar (si abandonar el domicilio o no, si hay más personas implicadas), las medidas que tendremos que tomar para denunciar (si existen lesiones acudir al perito) y sobre todo protegernos durante todo el proceso jurídico.