Finanzas personales: trucos para llevar una administración inteligente

El modo de gestionar las finanzas personales es clave para vivir tranquilos y también para asegurarse un futuro cómodo. Si quieres aprender más sobre finanzas personales te sugerimos que entres al siguiente link, el sitio blog de Christian Silbergleit. A su vez, en esta nota repasaremos algunos tips para que la administración de tu dinero sea lo más inteligente posible y puedas aprovechar al máximo cada centavo.

 

Finanzas personales: la importancia del ahorro

 

Un error muy común a la hora de administrar el dinero es la lógica de “gastar primero y ahorrar después”. Los expertos recomiendan, por el contrario, establecer un determinado porcentaje de los ingresos y mantenerlos en un plazo fijo o incluso en la alcancía, con la fuerte convicción de no gastarlos. Luego, organizar el dinero restante en relación a los gastos fijos y variables.

El problema de ahorrar “lo que sobre” es que nunca resta nada. Al tener dinero en el bolsillo es muy probable que lo gastemos en compras superfluas. En cambio, separando un porcentaje antes de realizar cualquier gasto nos estamos garantizando una suma de dinero todos los meses que, aunque sea pequeña, irá aumentando. Además, siempre es mejor tener pocos ahorros que ninguno.

Ese dinero, además, puede destinarse, en lugar de a unas vacaciones, a una inversión.

 

No gastar más de lo que se gana

 

Aunque parezca un consejo medio tonto, no lo es. La gente, a través de las deudas adquiridas con las tarjetas de crédito, préstamos y otros mecanismos, suele gastar más de lo que gana. También, a causa de una organización deficiente, puede quedarse sin dinero a mediados del mes. ¿Cómo solucionar esto? A partir de una organización minuciosa y de una férrea disciplina.

A principio de mes, haga una lista con los ingresos, los gastos fijos y los gastos indispensables como la comida y el transporte. Busque grietas en donde pueda ahorrar: por ejemplo, si la distancia de su casa al trabajo no es tanta, puede probar con ir caminando algunos días a la semana. No importa lo pequeño que parezca el monto¡todo suma!

Y, sobre todo, tenga un claro seguimiento de lo que gana y de lo que gasta, y trate siempre de que lo primero sea mayor que lo segundo.

 

Organice sus deudas:

 

Tomar préstamos o utilizar la tarjeta de crédito no es un pecado, pero es importante que a estas transacciones las realice de manera organizada. En primer lugar, debe tener absoluto conocimiento de todas las cuotas que debe, cuál es el monto de cada una, cuánto tiempo le falta para cancelarlas y cuáles ya pagó.

En segundo lugar, debe adquirir una metodología a través de la cual no se olvide de pagar ninguna cuota. Es fundamental que realice los pagos a tiempo ya que, de modo contrario, no solo contraerá más intereses de deuda, sino que también se le irán acumulando diferentes montos.

Pagar a tiempo es un hábito y, como tal, se necesita práctica. Al principio, puede probar con ponerse alarmas o recordatorios en el celular hasta que se le torne costumbre.

 

Invierta y reinvierta sus rendimientos

Solo porque cuenta con una entrada fija de dinero no significa que no deba buscar otras alternativas para generar mayor cantidad de ingresos. Actualmente existen infinidad de métodos de inversión y, si no cuenta con la información suficiente, siempre puede buscar asesoramiento financiero profesional o también educarse financieramente.

A su vez, una vez que realice inversiones y que esas inversiones den sus frutos, al menos al principio, no es recomendable que la gaste en lujos o compras innecesarias. Lo inteligente es reinvertir dichos rendimientos. De esta manera, si bien puede que pasen algunos años, eventualmente te brindarán tranquilidad económica.

 

Invierta en su educación

 

Actualmente tener un salario fijo es una gran meta cumplida, pero eso no significa que deba detenerse allí. Por lo general, las personas que tienen estudios superiores, de postgrado, masters o que llenan sus currículums vitae de múltiples herramientas logran un mejor posicionamiento en el mercado laboral.

Este posicionamiento se traduce en mejoras salariales. Si bien algunos cursos o carreras de posgrado son muy costosos, piénselo como una inversión a futuro y no como un gasto. Además, mantener el cerebro en funcionamiento es un hábito por demás saludable. ¡Levántese del sillón y averigüe qué perfeccionamiento o título complementario le darán un mayor beneficio económico a futuro!

 

No salga con demasiado efectivo

Un excelente modo de recortar los gastos es saliendo con lo justo y necesario en la billetera. De esta manera, no se verá tentado ante las infinitas invitaciones a consumir. Y si se ve tentado, no podrá satisfacer ese deseo inmediato.

Siempre recuerde que todo suma y que, así como los pequeños gastos acumulados se convierten en grandes gastos, los pequeños ahorros también se transforman en sumas importantes de dinero.

También es fundamental que deje su tarjeta de créditoen casa y que no sucumba ante las cuotas de más de un de año de pequeñas cantidades de dinero. Siempre antes de utilizar la tarjeta de crédito tenga la información exacta de cuánto adeuda y nunca olvide fijarse en los intereses. En la medida de lo posible, trate de utilizar la tarjeta de crédito solo para cosas realmente importantes y que sean inaccesibles de otra manera.

 

Póngase objetivos claros

Renunciar a gastos superficiales e innecesarios es difícil. Estamos inmersos en un sistema que constantemente nos invita a consumir y nos promete la felicidad con cada una de estas compras. Por eso, es realmente complicado llevar una administración financiera exitosa, inteligente, basada en el ahorro y en la inversión.

Una forma de incentivar el cultivo de este hábito es fijarse metas claras y concretas. Por ejemplo, redecorar la casa, comprar una propiedad,construir una casa, cambiar el auto, hacer ese viaje que tanto desea.

De esta forma, cada vez que ahorre dinero sentirá que está cada vez más cerca de su meta. Es decir, sentirá que todo el sacrificio tiene sentido.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *