Reclamar una indemnización por accidente de tráfico con latigazo cervical

El latigazo cervical también se conoce como esguince cervical y a continuación se presenta como una de las lesiones más frecuentes para reclamar una indemnización por accidente de tráfico.

¿Cómo se origina el latigazo cervical?

El latigazo cervical se produce cuando el accidente de tráfico ocasiona que el vehículo ejerza una fuerza de tal magnitud que el cuello de la persona experimente una hiperextensión brusca y se flexione. Además, esta lesión no solo produce el estiramiento de las vértebras involucradas sino también produce daños en los músculos del cuello, en los tendones y nervios.

Visitar al médico inmediatamente después del accidente

Para poder estar seguro y reclamar una indemnización por accidente de tráfico con este tipo de lesión, deberá la persona afectada acudir de inmediato al médico para ser examinado ya que si transcurren 72 horas después del accidente y no acude al médico el lesionado y comienza a experimentar dolores cervicales, estos no serán valederos para poder reclamar dicha indemnización. Para mayor información contacta aqui con unos expertos abogados en accidentes trafico en Valencia.

Indemnización por latigazo cervical en accidente de tráfico

Existen factores determinantes a tomar en cuenta para poder esperar un monto de dinero apropiado para reclamar la indemnización por este tipo de lesión, dependiendo de estos factores se puede mostrar lo siguiente:

  • Latigazo cervical: Entre 2000 y 5000 Euros.
  • Latigazo cervical con mareos, vértigos o cefaleas: Entre 3000 y 8000 Euros.
  • Hernia o protrusión: Entre 800 y 30000 Euros.
  • Fractura de vértebra: Entre 800 y 30000 Euros.
  • Limitación de la movilidad en la columna vertebral: Entre 4000 y 30000 Euros.

 

Dependiendo del tipo de lesión, los montos variarán y además, cuando se trata de una lesión permanente, es decir de secuelas, las cantidades de dinero que deberán corresponder legalmente a la indemnización por accidente de tráfico suelen ser aún más elevadas.

 

Imagen cortesía de www.hospitaljuancardona.es Todos los derechos reservados